Biodiversidad y especies en peligro de extinción

La Diputación Foral de Álava, desde su Departamento de Medio Ambiente, llevó a cabo un proceso de planificación estratégica para el fomento y desarrollo de las Energías Renovables en Álava, protegiendo la biodiversidad del territorio. Éste es el Plan Mugarri. 

En él, se definió un plan de acción y entre otros puntos, se decidió que las zonas de alto valor natural fueran zonas de exclusión para la implantación de parques eólicos y huertas solares.

En el siguiente mapa se aprecia claramente que las nuevas centrales eólicas pretenden posicionarse en estas áreas de exclusión (zonas en blanco).



Éstas zonas de Exclusión se planificaron basándose en la Red Natura 2000, que se ideó en la Unión Europea para proteger espacios representativos de la diversidad de hábitats y de especies europeas. 

Está formada por Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPA) y por Zonas de Especial Conservación (ZEC). 

Y por si fuera poco, formamos parte de los Corredores Ecológicos Europeos con los corredores que van desde los Picos de Europa hasta los Alpes. Estos corredores son muy importantes porque tienen como objetivo principal fomentar la conexión y la coherencia ecológica de la Red Natura 2000, como establece el artículo 10 de la Directiva 92/43/CEE del Consejo, relativa a la conservación de los hábitats naturales y de la fauna y flora silvestres.

Como ocurre con el corredor ecológico de Azazeta, que conecta Entzia (Montes de Iturrieta) con Montes de Vitoria, el corredor de Labraza o el corredor de los montes de Arlabán, que cohesiona el parque natural de Aratz-Aizkorri con el parque natural de Urkiola y el parque natural de Gorbeia siendo nexo de unión entre los dos pantanos alaveses. Estamos por tanto ante un disparate administrativo en fondo y forma. Un sinsentido que persevera en los mismos errores evidenciados y bloqueados en el año 2009.

A continuación os presentamos un mapa de estos corredores.

En estas zonas hay una gran biodiversidad, desde robledales, hayedos y quejigales protegidos hasta esos pequeños ecosistemas tan importantes como son las praderas, las cuales son la base alimentaria del resto de especies. Las grandes obras necesarias para la construccion de estas centrales eolicas en el monte conllevan la destruccion de amplias zonas como esta.


Podríamos hacer una lista muy larga de todas las especies que habitan en estas zonas naturales: invertebrados, reptiles, anfibios, mamíferos... Nos vamos a centrar en los animales en peligro de extinción cómo: El quebrantahuesos, el milano real, los murciélagos de bosque, ratonero grande, bigotudo y de herradura mediterráneo, las aves necrófagas, el águila-azor perdicera.

El quebrantahuesos y los buitres, tienen comederos protegidos y existen zonas de interés para la expansión del quebrantahuesos hacia la cordillera cantábrica. Además, se han visto anidaciones de alimoche, halcón peregrino y de cuervos, los cuales estarían en grave peligro con los actuales proyectos.

Estos animales y estas zonas deberían estar entre las prioridades a proteger por La Diputación Foral de Álava, como ya dijeron que harían segun el Plan Mugarri.

Quebrantahuesos  


 Murciélago Ratonero grande


Milano Real

Ave necrófaga


Alimoche


Halcón peregrino

Está demostrado que en estas centrales industriales eólicas las aves y murciélagos corren muchísimo peligro tal y como podemos ver en otras centrales eólicas en Levin , Aragón , Cádiz (cuidado con las imágenes).